Aprender Historia con dibujos animados

poster Peabody¿Pueden nuestros hijos conocer quién era Leonardo Da Vinci a través de una película de animación?¿Es posible descubrir en el cine de forma divertida la afición por las tartas de Maria Antonieta y por qué el pueblo se sublevó contra ella en la revolución francesa?

Sí, creemos que se puede aprender sencillas lecciones de historia tras ver uno de los estrenos cinematográficos de este viernes 7 de marzo: “Las aventuras de Peabody y Sherman”.

Esta semana en Kiding hemos tenido la suerte de acudir a un preestreno de esta película de animación. La dirige Rob Minkoff, responsable de otros títulos familiares como “El rey León” o “Stuart Little”.  Y nuestro veredicto como críticas incisivas y despiadadas y -lo que es más determinante- como madres de familia es que este título es muy recomendable para chicos y grandes. Vamos, un plan en el que dejarse los euritos sin sentirse defraudada.

Su historia es la de el señor Peabody, un perro de una inteligencia extraordinaria, con un éxito descomunal en los estudios, los negocios y en las nuevas tecnologías. Es tan especial nuestro protagonista canino que incluso tiene un hijo, Sherman, un niño al que adoptó y al que intenta transmitir todo su afán de conocimiento.

Peabody2
Uno de los grandes inventos del señor Peabody es una máquina del tiempo, con la que viaja con Sherman y con la que aprenden, como testigos, importantes capítulos de la Historia de la Humanidad. Unos viajes al pasado, además, cargados de aventuras y diversión.

El problema llegará cuando el pequeño Sherman empiece a ir al colegio y para impresionar a su compañera Penny viaje con ella al pasado y acaben creando un agujero temporal que amenaza con sembrar el caos en el presente.

Por el camino, estos divertidos personajes conocerán a figuras como George Washington, Agamenón o algún que otro emperador egipcio.

Peabody3
Investigando un poco, hemos descubierto que esta película está basada en Peabody’s Improbable History, una serie que triunfó en televisión a finales de los cincuenta y buena parte de los sesenta. Parte de su éxito radicó en que  en cada capítulo había un viaje en el tiempo que convertía en una divertida y pedagógica clase de historia. No estaría mal recuperarla.

Hacednos caso, si queréis mezclar diversión, cine y pequeñas lecciones de historia no os perdáis “Las aventuras de Peabody y Sherman”.

Puedes ver el trailer pinchando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *